VAETJANAN

En esta parashá hay un precepto que leemos en la oración de Shemá Israel diariamente “Amarás al Eterno Tu D-s con todo tu corazón, con toda tu alma, y con todos tus medios”.(Devarim 6-5)

Si la Torá nos ordena “amar a D-s”, es porque existe en nuestra alma una tendencia natural de amor y unión a D-s que tenemos que desarrollar. Hay varias formas para activar el amor”.

1 LA PERTENENCIA

El amor de un padre a un hijo se genera, porque él siente que su hijo es parte de él. De la misma forma tenemos que sentir que nuestra alma es esencia Divina y parte de D-s, lo cual provoca una tendencia natural de nuestra alma para unirse al Creador.


2 LA DEPENDENCIA

Cuando sentimos que lo más importante que tenemos la salud y la vida dependen exclusivamente de D-s, esta dependencia genera un amor continúo a D-s.


3 LA AFINIDAD

Conforme más nos conduzcamos según las cualidades Divinas de amor, compasión y misericordia, mayor unión al Creador sentiremos.


4 EL RECONOCIMIENTO DEL BIEN

El Rabino Bejaye Iben Paquda en su libro” Los deberes del corazón” escribe que “el reconocimiento del bien” es la cualidad que más nos unifica a D-s. Si alguien te da un regalo se genera amor hacia él, conforme que el regalo sea más valioso mayor será el agradecimiento. D-s nos dio un regalo infinito, que es nuestra alma eterna, por tanto nuestro agradecimiento tendría que ser eterno.

Ojala que sepamos trabajar estos cuatro puntos, para cumplir con este precepto tan importante.


15 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Miketz

Vayeshev

Janucá