Haazinu

La parashá Haazinu es una de las más complejas tanto desde un punto de vista lingüístico como de contenido. El gran sabio y kabalista español Najmánides (Ramban) dijo sobre esta Parashá que toda la historia de la humanidad está sintetizada en ella. Uno de los versiculos comienza así: “Tzur yeladejá teshi…” que traducido literalmente significa “a la roca (tzur) que te dio a luz (haciendo referencia a D-s) (yeladejá) olvidaste (teshi)”.

El Yalkut Shimoni trae el siguiente Midrash para explicar esta parte del versículo: “Cada vez que Yo os quiero beneficiar, vosotros debilitáis la bendición; Estuvisteis en el mar rojo quise beneficiaros pero dijisteis “volvamos a la tierra de Egipto”, estuvisteis en el Monte Sinaí, quise beneficiaros pero dijisteis al becerro “Israel este es tu D-s”, cada vez que quise beneficiaros debilitasteis la bendición (Berajá) . El Midrash nos da una perspectiva nueva y sorprendente sobre la “condición” de una recompensa que uno se merece a causa de un acto bueno. El pueblo de Israel era merecedor de una recompensa, por los distintos niveles espirituales que había alcanzado, y las buenas cosas que había dicho. D-s quería darles esa recompensa, pero esta se vio mermada por otro acto que hizo el propio pueblo posteriormente. Esta actitud es calificada por el Midrash como “debilitasteis” la bendición. Es decir, que podemos contrarrestar una bendición que se nos tiene preparada desde los cielos.

Hay que hacer todo lo posible por no dañar lo que ya es nuestro. Todas las malas acciones impiden que llegue la bendición de D-s.

Pero hay cosas que actúan especialmente de forma destructora, un buen ejemplo de esto es lo que menciona la Guemará en el tratado de Shabat “todo el que denigra su boca (habla negativa), incluso si tiene un decreto positivo se le cambia para mal”. Vale la pena estudiar en profundidad cuáles son los elementos que detienen la bendición y al mismo tiempo saber cuáles son lo que la atraen. Respetar el día de Shabat (que es fuente de la Berajá como mencionamos en el Lejá Dodí), hacer Netilat Yadayim para el pan o la armonía en el hogar (que como dice la Guemará en el tratado de Babá Metziá trae riquezas) son ejemplos de cosas que atraen la bendición Divina.

11 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Miketz

Vayeshev

Janucá