Pekudé

Shemot 39-43: “Y los bendijo a ellos Moshé”

Después de que se terminó toda la construcción del Tabernáculo, Moshé bendijo a todos los que construyeron el Tabernáculo, y Rashí comenta que la bendición fue: “Sea Tu voluntad que repose tu Presencia en la obra de vuestras manos, y sea esto respondido por D-s”.

¿Por qué Moshé tenía que bendecirlos para que la Presencia Divina repose en el Tabernáculo, si ya estaba todo el trabajo realizado, y éste fue realizado para que baje la Gloria de D-s?


¿Acaso D-s no les había ordenado “Y me haréis un Tabernáculo y residiré con vosotros”?

De aquí aprendemos, que incluso aunque hacemos lo que D-s nos ordena, aún así tenemos que pedirle a D-s que envíe su bendición para que se cumplan sus palabras.

Cuando termina la bendición está escrito “Y cubrió la nube el Tabernáculo y la gloria de D-s llenaba el Tabernáculo” (Shemot 40-34).

Después de que hemos hecho todo lo que está en nuestras manos, tenemos que hacer tefilá, para asegurar que toda nuestra labor llegue a un buen fin, la tefilá es la que activa el auxilio Divino, para que todo se complete adecuadamente.


56 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Emor

Kedoshim