KÓRAJ

En la parashá anterior de Shelaj-Lejá leíamos que el pueblo debería permanecer cuarenta años en el desierto, por causa de que los exploradores dieron un informe negativo de la Tierra de Israel, y el pueblo los apoyó., y se negaron a emprender la conquista.

Toda la generación de veinte a sesenta años, varones, a excepción de la tribu de Leví, tendrían que morir en el desierto, siendo una generación nueva la que emprendería la conquista.

Y es justamente, en este momento de desilusión, que aparece en escena Kóraj aprovechando el momento de debilidad de Moshé, para rebelarse con argumentos contundentes como está escrito en la Torá. (Bemidbar 16-1, 2,3)

“…He aquí Kóraj, hijo de Yitzhar, hijo de Keat, hijo de Leví, y Datán y Abiram, hijos de Eliab y On hijo de Pelet, de los hijos de Rubén, tomaron gente y se presentaron delante de Moshé con doscientos cincuenta hombres de los hijos de Israel, príncipes de la congregación, y juntándose contra Moshé y Aarón les dijeron: Basta ya, porque toda la congregación somos sagrados delante de D-s ¿por qué vosotros os tenéis que erigir como líderes del pueblo de Israel “?

Kóraj estaba dolido y cuestionó “… ¿Por qué Moshé se erigió como líder? ¿Por qué nombró a su hermano Cohén Gadol? ¿Por qué designó a Elizafan Ben Uziel como jefe de la familia de Kehat?

El argumento de Kóraj era “…todos los miembros del pueblo somos santos, porque estuvimos en el Monte Sinaí; todos escuchamos la palabra de D-s, vivimos la revelación por tanto tenemos los mismos derechos..

Si esto es así, ¿Por qué vosotros tenéis que ser líderes, y nombrar a los que vosotros queréis para ocupar los diferentes puestos?...”.

Moshé Rabenu le contestó a Kóraj y a sus seguidores, “…si tú piensas que yo distribuyo los puestos arbitrariamente, mañana presentaros en el Tabernáculo. Traed un incensario e incienso, y Aarón también vendrá con un incensario e incienso, y que cada uno prenda el incensario y aquel sobre el que caiga un fuego celestial y consuma el incienso será el que tiene la verdad…”.

¿Por qué eligió Moshé la prueba?

El argumento de Kóraj era si todos somos sagrados, tenemos igualdad de derechos ¿por qué uno tiene que erigirse sobre todos sin ningún criterio democrático?

Moshé le contestó, si todos somos iguales, y tenemos el mismo nivel de santidad, vais a encender el incienso, cosa que solo podía realizarla el Cohén, y si lo encendía otra persona moría, y que D-s determine.

Kóraj y su congregación aceptaron la propuesta de Moshé.

Al día siguiente cuando prendieron el incienso la tierra se abrió y tragó a Kóraj y su familia, y los doscientas cincuenta hombres murieron, porque no tenían el nivel espiritual para encender el incienso.

Hasta ahora, el pueblo había estado en el Monte Sinaí, y vivido la revelación de los diez mandamientos. Pero ¿cómo podían saber que el resto de la Torá era Revelación Divina, y no invención de Moshé?

En la parashá de Yitro leíamos que todo el pueblo vivió en primera persona la revelación de los diez mandamientos. Pero ¿cómo sabemos que el resto de la Torá es de origen Divino? El episodio de Kóraj viene a ratificar y reafirmar que el resto de la Torá es de origen Divino. Por esta razón, D-s asintió a la demanda de Moshé para demostrarle al pueblo que todo lo que Moshé ha ordenado era según la prescripción Divina, y no según criterios arbitrarios del propio entendimiento de Moshé.


6 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Miketz

Vayeshev

Janucá