• Junta

El legado de Amnón y Caren Barness

Amnón Barness nació en 1924 en la tierra de Israel antes de la creación del Estado de Israel. Vivió su juventud en Egipto, emigró a Estados Unidos con 100$ en el bolsillo y finalmente se convirtió en empresario y filántropo.

Ahí comenzó su carrera como Fundraiser para el recién creado Estado de Israel.

Fue cofundador de un gran número de empresas y dio empleo a miles de personas. En sus años de empresario recibió 18 menciones del Congreso de Estados Unidos, y fue nombrado Caballero Comendador al Mérito de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén por la Iglesia Católica, así como diversos homenajes de Universidades, Centros de Investigación y gobiernos por su filantropía.

Su familia lo describe como un hombre de inconmensurable talento, carisma e idealismo que personificó el sueño americano, pero nunca olvidó sus raíces.

Firme defensor de que el éxito empresarial podía ir de la mano de la contribución de causas comunitarias, lo demostró con incontables ayudas al Estado de Israel y a la educación en especial.

Amnón vivió largas temporadas en Marbella con su segunda esposa Caren. El filántropo fallece a los 85 años y es cuando su querida mujer recibe su herencia. Caren, escucha al entonces presidente de la CJM, David Hatchwell en una entrevista en la televisión y decide contactar con él.

Caren le pide recomendaciones para dejar parte de su herencia y David le invita a conocer nuestra Comunidad, explicándole en detalle la misión de la CJM y la importancia de contar con un centro comunitario para todos los judíos en la capital de España, además de describir los innumerables proyectos y actividades que la CJM ofrece a sus miembros y sobre todo a los niños y jóvenes. David nos comenta que “Caren estaba fascinada con los proyectos en los que estaba trabajando la CJM y no dudó en dejar parte de su herencia a nuestra comunidad. El secreto del Fundraising siempre es empezar con el Friendraising”.

Es un honor y privilegio para la Comunidad Judía de Madrid poder contar con parte del legado de Amnón y Caren Barness. Siempre recordaremos a los señores Barness por su generosa contribución y haremos todo cuanto esté en nuestras manos para destinar dicho legado para seguir construyendo nuestra comunidad

Estas aportaciones generosas y extraordinarias son muy importantes para la CJM. Debemos recordar que es fundamental y necesario continuar apoyando a nuestra comunidad a través de donativos y cuotas periódicas que sostienen nuestra vida judía en Madrid.

Junta Directiva

Comunidad Judía de Madrid

8 vistas