top of page

Ajaré Mot

Esta parashá nos explica el servicio que el Cohén Gadol (Sumo Sacerdote), realizaba el día de Yom Kipur. Este era el único día en el que se le permitía al Cohén Gadol entrar en el Kodesh HaKodashim, sólo Moshé podía entrar cuando quería, debido a su gran nivel espiritual.

Los preparativos para Yom kipur comenzaban una semana antes. El Cohén Gadol dejaba su casa, y pasaba a residir en una de las salas del Templo.

El Sanderin (Tribunal Supremo) enviaba una delegación de eruditos de la Torá, para que instruyeran al Cohén Gadol en el servicio de Yom Kipur.

En la víspera por la mañana, los sabios se iban y eran reemplazados por un grupo de Cohanim que practicaban con él, el arte de verter el incienso (ketoret) en sus manos con una cuchara.

En el Kodesh Hakodashim solo se le permitía vestir las cuatro prendas blancas de lino.

En sus confesiones durante Yom Kipur, pronunciaba el Shem Hameforash diez veces ( el nombre de D-s), cuando los Cohanim y las personas que estaban en el atrio lo escuchaban, decían en voz alta “ Bendito sea por siempre su nombre y la Gloria de su Reinado”, este es el motivo por el cual cuando recitamos la Shemá en Kipur, el segundo versículo que lo decimos diariamente en susurro, en este día lo decimos en voz alta, para recordar al pueblo que lo pronunciaba en el Templo.

               

El Cohén Gadol ingresaba con el Kodesh Kodashim (Santo Santorum) para ofrecer una ofrenda de incienso.

Llenaba una sartén de oro con carbón ardiente que tomaba del altar exterior. Se le entregaba un recipiente que contenía incienso, del cual él tenía que sacrificarlo con las dos manos. Luego, transfería esos puñados de incienso a una cuchara, tomaba la sartén que contenía carbón en su derecha y la cuchara en su izquierda, y entraba en el Santo Santorum.

Colocaba la sartén entre los postes del Arca, tomaba el borde de la cuchara que contenía el incienso con la punta de los dedos ó con los dientes, para dejar las manos libres, y vertía el incienso en sus manos.

 

Juntaba el incienso en una sartén que contenía carbón, y esperaba que el humo del incienso llenara el Kodesh Hakodashim, y la Presencia Divina que bajaba se ocultaba en el humo y se proyectaba purificando a todo el pueblo.

Salía y caminaba hacia atrás, sin desviar su cabeza de la dirección del Arca.

Cuando salía rezaba, para pedir un buen año para todo el Pueblo de Israel.

 

En ese día que entraba al Kodesh Hakodashim converjan varios puntos:

 

·         La Tierra de Israel, que es el corazón espiritual del Universo.

·         Jerusalem que es el corazón espiritual de la Tierra de Israel.

·         El Monte Moría, que es el corazón de Jerusalem.

·         El Día de Yom Kipur, que es el más sagrado del año.

·         El Cohen Gadol, que era el líder espiritual y la figura más representante del Pueblo de Israel.

·         La pronunciación del nombre completo de D-s, que constituye la fórmula más potente para canalizar la luz espiritual, en el día de mayor luz del año.

29 visualizaciones

Entradas recientes

Ver todo

Emor

Kedoshim

Metzorá

Comments


bottom of page