EKEV

En esta parashá en el capítulo 10 versículo 12 está escrito: “…Y ahora, oh Israel, ¿qué es lo que el Eterno tu D-s pide de ti? Solamente que le temas…”.

En verdad el término Yirhat Elohim (temor) en hebreo se entiende de forma diferente porque la palabra Yirha, tiene las mismas letras que la palabra reiá (visión) es decir, que el temor a D-s implica la visión de D-s. La primer halajá del Shulján Aruj, contiene un principio importante que recoge una enseñanza del Rey David “…Puse a D-s frente a mí siempre…” (Salmos 16-8)

“…Incluso que la persona se oculte en los lugares más recónditos, ¿acaso no lo veré? dice D-s…”

Escribe el profeta (Jeremías 23-24)


El concepto hebreo “temor de D-s” implica la visión de D-s el sentir que estamos frente al Creador en todo momento. Y eso es lo que nos ayuda a controlar nuestras acciones. Esto se puede ilustrar con un ejemplo: cuando un grupo de delincuentes va a un lugar para generar destrozos, si ven que hay una cámara que filma las 24 horas, se van a abstener de actuar violentamente, porque saben que todo va a quedar grabado.


Y esta es la enseñanza de la Torah en esta parashá, que tenemos que aprender a desarrollar esta visión de D-s, y cuando la persona lo consigue, esto le va a ayudar a mejorar y reparar su conducta.


El ejemplo de Yirhat Elohim en el Talmud lo aprendemos del Rav. Papa.

Él había anunciado que quería vender su asno, por 30 monedas. Se presentaron dos personas y le ofrecieron solo 25 monedas. Como Rav. Papa estaba en medio de la Shemá no podía contestarlos.

Así que estas personas elevaron su oferta inicial a 30 monedas porque pensaban que el silencio de Rav. Papa se debía a que la suma inicialmente propuesta era insuficiente.


Cuando terminó Rav. Papa la oración acompañó a los compradores a recoger el asno, y estos le dieron 30 monedas; pero Rav. Papa les dijo “… no puedo aceptar 30 monedas. Yo solamente tomaré 25 monedas, porque cuando me ofrecisteis 25 monedas en mi mente yo acepté; solo que no podía contestar porque estaba en medio del Shemá Israel…”.


La pregunta es: “¿quién sabía que Rav. Papa aceptó?”. Solo D-s. Esa es la visión de D-s, a la cual se refiere la parashá.



11 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Miketz

Vayeshev

Janucá